De dónde viene la expresión yabadabadú

No todas las palabras y expresiones tienen un origen en el latín, o en el griego antiguo. A veces, un pedacito de una obra artística cobra personalidad y uso propio, al punto que vive más que la pieza que le vio nacer. Hay muchos ejemplos de esto en gifs animados, o en memes, que todo el mundo conoce pero nadie sabe que viene de una película o dibujo animado. ¿Y yabadabadú?

Viene de un dibujo animado: Los picapiedra

Esta expresión, “yabadabadú” en español, la decía Pedro Picapiedra, uno de los personajes de la serie animada “Los Picapiedra” (ambientada en la prehistoria), cuando sonaba el timbre de salida de su trabajo. Ya en la secuencia de presentación, se deslizaba por la cola de su dinosaurio-máquina y se metía en su auto, propulsado a pie, para retirarse de su lugar de empleo.

La serie duró seis años, seis temporadas y muchas películas

El primer capítulo se emitió en 1960, y el último en 1966. Además de la serie, de seis temporadas, incluyó series “hermanas” como Los Supersónico (ambientada en el futuro), y en los últimos años películas, tanto de animación como con personas de carne y hueso, videojuegos, especiales y apariciones en otros dibujos animados, incluyendo una película donde Los Picapiedra y Los Supersónico cambiaban de mundo.

La expresión cobró popularidad con las películas

Si bien la primera película con personas de carne y hueso salió en 1994, la expresión “yabadabadu” se hizo de uso más corriente con el tiempo, y en 2004 alcanzó uno de los picos de su popularidad. Luego, debido a que no ha salido material nuevo relevante de “Los Picapiedra”, comenzó a caer en desuso.

Se lo tomó prestado de una abuela

Como muchas cosas geniales en este mundo, la inspiración para esta expresión vino de una abuela, en este caso de la del actor de voz de Pedro, Alan Reed. Según comentó, su abuela solía decir “A little dab’ll do ya”, o “Con un pequeño toque bastará”, haciendo referencia una propaganda de Brylcreem, que vendía productos para el cuidado del cabello.

En un principio, sólo iba a ser “¡Yuju!”

Alan Reed, una vez enterado que la frase iba a ser un simple “yuju”, preguntó si podía cambiar la expresión, o improvisarla. Pensando en la frase de su abuela, que era parecido a lo que decía en las tribunas para alentar al equipo de su club deportivo, no dudó en qué frase improvisar, y el resto es historia.

Fue la marca de una bebida de los setenta

La marca en cuestión era “Yabba dabba dew”, siendo “dew” la palabra para “rocío”. Tenía dibujos de los personajes de Los Picapiedra, y si bien estuvo por poco tiempo en el mercado, el uso de la famosa expresión de Pedro Picapiedra hace que se la recuerde aún hoy. Existen, incluso, recetas para reproducir su sabor, y versiones de tragos alcohólicos con sabor parecido.

Significa alegría, con más ganas que el “¡Sí!”

En algunos sitios, se usa la expresión para demostrar que la alegría no basta con una palabra de dos míseras letras. Por ejemplo: “Me aceptaron en la universidad que quería, ¡yabadabadu!”. No se utiliza de forma frecuente, y quizás las generaciones más jóvenes la desconozcan... pero siempre estarán los memes, y eso sí es conocido, y muy usado, en la generación actual.

La serie casi no salió a la luz

Eran otros tiempos, los sesenta, y Joseph Barbera, uno de los creadores, tuvo que pasar ocho semanas en un hotel, ofreciendo la serie a potenciales compradores y patrocinadores. En el último día, la cadena ABC decidió darle una oportunidad a Los Picapiedra. Resultó ser un clásico de la animación mundial, y un éxito con el público. Esto conllevó a que se hiciera más material, incluso cincuenta años después de que se emitiese el primer capítulo.

Fue la primera serie animada nominada a un Emmy

En el año 1961, Los Picapiedra recibieron una nominación al Emmy como mejor serie de comedia. Si bien perdió contra el Show de Jack Benny, nunca antes ninguna serie de animación había recibido nominaciones a estos premios. Lo que se le criticaba por su excesiva economía en la animación era compensado por su humor para toda la familia. <