Ideas de temas libres para exponer en clase

Ha llegado el día. El día en el que te toca exponer algún tema, libre, porque no se puede limitar la creatividad de las criaturas en crecimiento, y no tienes ni idea de qué exponer. La verdad es que hay mucho de donde elegir, por lo que si estás buscando algún tema pero no te decides, aquí tienes algunas ideas.

Antes de empezar, usa la estructura adecuada

Sea el tema que sea, ten en cuenta los siguientes elementos en la exposición: qué es, cómo debería definirse, cómo se hace, cómo funciona, cuál es su historia, qué lo causa, cuales son sus efectos, cuál es su significado. Agrega los que desees, pero esto será lo que verán quien te evalúa la presentación. Y el material extra, en especial multimedia, siempre ayuda.

1. Problemas sociales

Vivas en la sociedad en la que vivas, habrá problemas sociales. Puedes buscar información en asociaciones de ayuda, en comunidades donde lograron paliarlas, o a personas que lo sufren. Por ejemplo: ¿por qué huyen adolescentes de sus casas? ¿Cuáles son los efectos en una familia cuando la madre o el padre caen en la adicción de metanafetaminas? ¿Qué hace que personas en situaciones desventajosas puedan superarlas?

2. Ciencia y tecnología

Los avances son diarios, y lo que se puede hacer hoy ni se soñaba un par de décadas atrás. National Geographic y Discovery pueden ser excelentes fuentes para: ¿cómo funciona el wi-fi? ¿Qué es la teoría de cuerdas? ¿Cómo se está buscando vida extraterrestre? ¿Cómo cambia y se desarrolla el cerebro conforme crecemos? ¿Cuán similares son los robots a la humanidad hoy en día? ¿Qué es la bioingeniería, y cómo ha cambiado el mundo?

3. Preguntas “con enganche”

Hay temas que llaman la atención, quizás porque hay muchas personas que se lo han preguntado, pero nunca investigaron, como por ejemplo: ¿son los matrimonios jóvenes más propensos a terminar en divorcio? ¿El optimismo y el éxito se contagian? ¿El triángulo de las Bermundas es mito o realidad? ¿Se debría dar tratamiento a menores con hiperactividad?

4. Salud mental

Antes, se decía que si tu bebé actuaba de forma extraña era porque las hadas habían hecho un intercambio con una criatura feérica. Hoy se sabe que se trataba de enfermedades mentales no estudiadas. En sitios especializados de psicología y salud podrás informarte sobre: ¿cómo afecta a la familia el tener bebés con necesidades especiales? ¿Cuál es el efecto del espectador? ¿Qué es un recuerdo? ¿Por qué recordamos lo que recordamos y olvidamos otras cosas?

5. Personajes que nadie conoce, pero que deberían

Hay muchas personas que aportaron a la historia de la humanidad, de las que no se habla, en especial mujeres o personas ateas, de piel oscura o que no eran heterosexuales (y no lo escondían). Nicola Tesla es uno de los primeros que se vienen a la mente, pero también están Ada Lovelace (primera programadora de la historia), Ching Shih (la más grande pirata china), Kia Silverbrook (el más prolífico inventor vivo), La Malinche (traductora nativa de Hernán Cortés), etc.

6. Temas divertidos

A veces, la única forma de decir algo es como chiste, porque de otra manera ni siquiera se tomaría en serio. Si prefieres comenzar con esto, busca en sitios serios (los hay de estos temas): ¿Justin Bieber es famoso por su pésima relación pública? ¿Es cierto que los diamantes son los mejores amigos de las mujeres? ¿El camino hacia el corazón de un hombre es por su estómago?

7. Cómo solucionar un problema local

Hay temas que son específicos de una localidad, y que pueden poner en peligro su población o su futuro. Por eso, busca un tema que cause problemas en donde vives, y busca cómo lo resolvieron otras localidades. De esta manera no sólo expondrás un tema con el que toda persona local se pueda conectar, sino que puede que des algunas ideas para solucionarlo

8. Temas prácticos con el público

Hay un tipo de temas en los que se puede solicitar la ayuda y participación del público. Esto no sólo puede hacer que la presentación sea más dinámica, sino que hace que te presten más atención. Es riesgoso, porque puede que siempre haya una o varias personas que te quieran arruinar la presentación, o que no tengan ganas de ayudar, pero si lo logras, será genial y lo recordaran por mucho tiempo. <