¿Qué significa klk?

Esos raros peinados nuevos... ah, no, palabras, o expresiones, eso. Palabras o expresiones que a veces pueden resultar extrañas para quienes no se hayan iniciado en la cultura que los utiliza. Puede ser un país, una provincia, una localidad, una religión, o un grupo de personas unidas por rasgos comunes. Como “klk”, por ejemplo.

Significa “qué es lo que hay”

Quizás, si lo lees como “qué es lo que es”, o “qués lo qués” con el acento dominicano, sea más entendible. Se utilizan las K para simbolizar “qués”, y la l es autoexplicativa. Dada la tendencia, estimulada por los medios de comunicación informática, de abreviar palabras o expresiones, el “klk” se popularizó con rapidez entre la juventud.

Se usa, más que nada, en República Dominicana

Es en este país donde más se lo escucha, en especial si tienes interacción con personas en la calle, fuera de los ámbitos “serios”. Esos en donde la gente deja de ser doctora, licenciado, jefa o encargado de área. En otras palabras, es más coloquial que otra cosa.

También puede usarse “klk manín”

Cuando hay una relación de confianza y amistad entre dos personas, puede que se llamen “hermanas”. En República Dominicana de usa “hermanín”, y luego pasó a ser “manín”. Luego se le agregó el “klk”, y terminó siendo “klkl manín”, o en lenguaje más neutro “¿qué hay de nuevo, hermano?”.

Es una versión latina del “what's up” estadounidense

Esta frase significa algo similar a “¿qué onda?” o “¿qué hay de nuevo?”. Es muy popular, al punto que es seguro que te la hayas encontrado antes si lees o escuchas medios en inglés actual. Como República Dominicana fue colonia de diversos países (España, Haití y Estados Unidos), parte de su cultura se ve condimentada con agregados de estas tres.

Otra forma es “keloke”

No hay una sola forma de hablar en coloquial. Por eso, hay quienes usal “keloke” o “qué es lo qué” en vez de la abreviada “klk”. En esencia significan lo mismo, sólo se le cambia la forma en que se ha elegido decirlo. Y lo más probable es que, tarde o temprano, surja otra expresión de significado similar.

Es una expresión coloquial

Todo país, toda cultura, tiene expresiones “serias” y expresiones “populares”. Las primeras las encuentras en ámbitos comerciales, legales, de educación, etc., pero las últimas sólo te las encontrarás con el contacto con la gente de a pie, o cuando dejan de lado la seriedad y pueden relajarse, o volver a ser gente común y corriente.

Puede usarse para expresar sorpresa

“¿Qué demonios está pasando/pasó aquí?”. Nadie se salva de haberlo pensado ante una situación inesperada. El “klk” también puede utilizarse para esto. También puede que lo hayas visto como “¿lo qué?” en otros países o culturas. Expresa, lo has adivinado, desconcierto y sorpresa.

Se utiliza entre gente conocida

Si bien el lenguaje formal tiene sus propias formas, el coloquial también. No se le dice “colega” o “amigo” a cualquiera, y lo mismo pasa con las expresiones. Si se trata de alguien que se conoce, o que se considera más o menos igual, se usa “klk”. En cambio, si se trata de una situación algo más seria, o si se dirige a un superior, lo usual es que se omita esta expresión (o similares).

Puede que nunca la necesites usar

Siempre se pueden usar otras expresiones, pero es bueno saber lo que te están diciendo para poder comprender. El tiempo no para por nada ni por nadie, y si bien no tienes por qué usar “klk” en ninguna de sus variantes, te encontrarás con alguien que sí lo use. El saber no ocupa lugar, dicen.

El desconcierto es normal ante las nuevas palabras

“Pero, ¿cómo? ¿Por qué tienen que inventarse nuevas palabras? Sí a mí no me daba problemas el usar...” Sí, sí, se entiende. No eres de la generación en foco y lo que era “normal” ahora está pasado de moda. La juventud está perdida y todo eso... viene desde la antigua Grecia. Y, como dijo cierto abuelo: “Yo si estaba en onda, pero luego cambiaron la onda y ahora la onda que traigo no es onda, y la onda de onda me parece muy mala onda y te va a pasar a ti”. Así es la vida.