¿Cuál es la diferencia entre clima y tiempo atmosférico?

Hay palabras o conceptos que, si bien son parecidos, no expresan la misma idea. Quizás, con algo más de profundidad en tal o cual área, se podría aclarar las similitudes y diferencias, aunque no todo el mundo tiene el tiempo, los medios o las ganas para ello. Diversidad humana, has visto. En caso que desees saber la diferencia entre clima y tiempo atmosférico, adelante.

El tiempo se mide en horas

El pronóstico del tiempo puede darte una idea de si debes llevar paraguas o no, la temperatura, los vientos y si hay alguna clase de alerta. Por lo general se mide por día, aunque en esta época se ha fragmentado más: algunos medios usan el sistema de mañana, mediodía, tarde y noche, mientras que hay otros que usan el pronóstico hora a hora.

En cambio clima se mide en décadas

El clima de esta zona es seco y árido, con épocas lluviosas cortas e intensas. O, quizás, sea de clima sub tropical serrano. No es algo que se mida por hora, día, semana, o mes, ni siquiera por año. El tipo de clima de una región se obtiene luego de años de observaciones, y si bien puede modificarse, debe pasar mucho tiempo, al menos treinta años, antes que se considere un hecho.

El tiempo incluye desastres naturales

Las ya mencionadas alertas meteorológicas pueden incluir, dependiendo de la zona y sus características, tornados, granizo, tifones, huracanes… si bien son muy raros, entran dentro de esta categoría, entra otras cosas, por su corta duración.

En cambio el clima incluye calentamiento global

Para que un clima cambie, se debe tener en cuenta fenómenos mucho más globales e intensos. Aquí entran el calentamiento global, el derretimiento de los polos, etc. Su cambio suele ser más lento, gradual y sostenido en el tiempo, y puede incluir desastres naturales.

El tiempo es algo que puede variar en poco tiempo

Cuando se habla de tiempo, se hace referencia al Sol, a la lluvia, el granizo, la nubosidad, frentes de aire frío o cálido, nieve, inundaciones, viento, agua nieve, tormentas eléctricas, tifones, tornados, huracanes, etc. Son cosas que pueden durar desde unos minutos hasta varios días, pero tarde o temprano pasarán.

El clima es algo que dura mucho más que el tiempo

En cambio, si se habla de clima, se hace referencia a cinco componentes principales: atmósfera, hidrosfera, criosfera, superficie terrestre y biosfera. Se relaciona con la altitud, la longitud, la latitud, las masas de agua cercanas y sus corrientes, la presión atmosférica, la precipitación, etc. Sus elementos son mucho más durables que los efímeros componentes del tiempo.

Los fenómenos del tiempo ocurren en la topósfera

El cielo sobre nuestras cabezas se divide en distintos niveles, para poder estudiarlo mejor, entre otras cosas. Todos y cada uno de los fenómenos del tiempo se darán en la topósfera, es decir, en el nivel más bajo del cielo. Se pueden ver algunos de ellos desde el espacio, como los tifones o la formación de nubes.

En cambio clima abarca mucho más espacio

El clima no se limita a la topósfera, sino que incluye desde el suelo bajo nuestros pies hasta los fenómenos ya mencionados a nivel global. Pude abarcar provincias o países enteros, dependiendo de su tamao, su geografía, vegetación, masas de agua, etc. Los límites políticos son de nula importancia, los geográficos son otro tema que sí pude influir, y mucho: por ejemplo, las montaas de una cadena montaosa cercana al mar pueden tener vegetación debido a la humedad de la masa de agua, pero del otro lado de sus picos, es común que predomine el clima cálido y seco, como en la cordillera de los Andes.

El tiempo se ve, y siente, a simple vista

Las personas que viven en el campo pueden decir cómo estará el tiempo durante el día con mirar el cielo y sentir la temperatura y humedad. Después de años de vivir en el campo, pueden predecir cómo será el resto del día con observarlo a la mañana.

En cambio el clima se necesita mucho más

El clima de una región se puede medir de distintas maneras, y requiere observación periódica durante años. La simple observación personal puede dar una idea, pero para saber a ciencia cierta el clima y su evolución, se deben tener datos empíricos, medibles, tomados con instrumentos especiales para asegurar su precisión. <