¿Cómo se puede decir “de nada” en japonés?

El japonés es un idioma en el que el contexto puede serlo todo. Hay frases que pueden prestarse a distintas interpretaciones, dependiendo de la relación entre interlocutores, el entorno, el tipo de léxico o dialecto usado, y si se trata de lenguaje escrito, de qué manera se lo expresa. Aquí hay algunas formas (en alfabeto español) de decir “de nada” en japonés, por ejemplo:

Para tus amistades

El tono entre amistades es más cordial e informal que si se lo dijeses, por ejemplo, a tu jefa o a un vendedor. Entre los “de nada” que puedes usar están “(jo tasuke ni nare te) yokatta” (me alegra poder ayudarte), “ki ni shi nai de” (no te preocupes) o “(kore) daka takai yo?” (me debes una grande por esta, ¿no?).

Para tus colegas de trabajo

Distinto es el nivel si se trata de alguien con quien trabajas. Aquí puedes usar “ie, ie” (no, no), “kochira koso” (yo debería agradecerte a tí), “itsu demo koe koekake te” (hazme saber en cualquier momento en el que necesites mi ayuda) o “dōitashimashite ” (de nada), el clásico de toda la vida.

Para tu superior (laboral)

La jerarquía en la cultura japonesa está muy marcada. Por eso, puede usarse “o yaku ya kuni ritsu tate te yokatta desu” (estoy feliz de ser capaz de ayudarle), “tondemo ari mase n” (ni lo mencione) o “hoka ni mo nani nanika o te te tsute tsu dai dekiru koto wa ari mase n ka?” (aparte de eso, ¿hay algo más en lo que pueda ayudarle?).

Para personas mayores

La ancianidad es una etapa de la vida muy respetada en Japón. Por eso, si una persona mayor te agradece, puedes responder con “kyoshukudesu”. De esta manera, expresas que es tu responsabilidad hacer lo que has hecho, y es muy formal. “O-yaku ni tatete yokattadesu” es una forma de decir que agradeces el agradecimiento, reconociendo que algo de mérito tienes.

Si quieres ser educada pero no poco amigable

Como te habrás dado cuenta, hay muchas formas de decir algo, con distintas palabras (y formas de escribirlas en japonés). Si quieres dar un aire educado y amigable, puedes utilizar “douitashimashite”, que es una de las primeras formas de responder a un agradecimiento que aprendes en japonés.

Si aceptas, o no, las gracias

El contexto,y esto no se remarca lo suficiente, es clave en el idioma japonés. Por eso, dependiendo de lo que quieras implicar, puedes usar “dou itashimashite” para expresar que aceptas las gracias como merecidas. Si prefieres dar a entender que no es nada extraordinario, puedes ir con el “ie, ie” (no, no).

Si quieres poner el énfasis en quien te agradece

La frase a usar, en este caso, es “kochirakoso arigatoo gozaimasu”. El “arigatoo gozaimasu” significa “muchísimas gracias”, pero el “kochirakoso” coloca el énfasis en quien te ha agradecido. Por lo tanto, una traducción aproximada de esto sería “muchas gracias a ti”, con el acento en el “a ti”.

Siempre comprueba las frases antes de decirlas

Nadie se salva de cometer errores, viene con el paquete de ser parte de la especie humana. Así y todo, se aprecia cuando te tomas el esfuerzo de, al menos, intentar cometer menos errores. Siempre habrá alguien que se ría de tus intentos por hablar japonés, pero tú sigue subiendo tu nivel. A la corta o a la larga se notarán los efectos.

En todos los casos, el lenguaje corporal ayuda

El tono, el tiempo entre agradecimiento y respuesta, la expresión que tienes en el rostro, la postura de tu cuerpo, son todos elementos a tomar en cuenta. En especial si no eres fluente en japonés, el tener un traductor a mano, un diccionario de frases, una guía rápida o similares, pueden ser una gran ayuda.

Si es escrito, usa frases pre-hechas

No hay vergüenza en no saber, o en usar rueditas cuando aprendes a andar en bicicleta, o emplear traductor o frases pre-hechas cuando empiezas en un idioma. Si es escrito, el japonés es más complicado que otros con los que compartimos alfabeto: el primer año se dedica a aprender el silabario y sus “alfabetos”, porque tiene más de uno. Luego podrás aventurarte a escribir por tu cuenta, pero al empezar, rueditas. <