El carpincho como mascota, cosas a tener en cuenta

Carpinchos, chiguires o capibaras, no importa como los llames, cada vez más personas quieren tener a uno en su casa. Estos roedores de tamaño mediano, carácter calmado e inteligentes, son perfectos como mascotas.

Aunque los gatos, perros e incluso los pájaros siguen siendo las opciones más comunes al momento de elegir una mascota, los carpinchos son la opción perfecta para aquellas personas que buscan un animalito un poco más fuera de lo común.

Sin embargo, al ser animales considerablemente grandes y salvajes, hay un par de cosas que deberías tener en cuenta si realmente quieres tener un carpincho como mascota.

Asegurate de que son legales en tú país

Como suele suceder con muchos de los animales exóticos que las personas desean adoptar como mascotas, no todos son legales en todos los países. Quizás en un país del mundo sea completamente legal tener un carpincho como mascota, pero en el tuyo no.

Lo mejor que puedes hacer es asegurarte de que sí puedes tener un capibara en tu casa, y de que puedes cuidar de él sin necesidad de tener un permiso especial, o de estar quebrando alguna ley.

Los carpinchos pueden crecer bastante

Si estás pensando en un animal pequeño, adorable y que no ocupe mucho espacio, los carpinchos no son para ti. Aunque estos animales pueden ser sumisos y cariñosos, no son para nada pequeños.

De hecho, suelen alcanzar un tamaño considerable (pueden crecer a la altura de una mesa de café) y además, a medida que crecen, se vuelven más pesados. Es decir, son mascotas que ocuparan un buen espacio dentro de tu casa.

Por eso, si estás pensando en tener un carpincho como mascota, espero que tengas un jardín lo suficientemente grande, o un espacio abierto donde tenerlo. Un apartamento, o un lugar demasiado pequeño, no es lo ideal.

Los carpinchos son mascotas costosas

No, no me refiero al precio que tienen como mascotas, sino a la cantidad de dinero que debes tener para mantenerlos alimentados, sanos y completamente cómodos durante su estadía en tu vida y en tu hogar.

Para empezar, los carpinchos necesitan vivir en un hábitat soleado, pero con sombra. Diseña un espacio para el en donde pueda recibir el sol directamente, pero que tenga espacios de sombra en los que pueda resguardarse.

Además de esto, deberás diseñar un pozo en el que tu carpincho pueda sumergirse y refrescarse. Ten en cuenta que todas estas comodidades son costosas, y construir el hábitat perfecta para tu carpincho puede tomar bastante tiempo. Así que toma tus precauciones.

Ten en cuenta su dieta y otros cuidados

Para tu buena suerte, los carpinchos son animales vegetarianos, por lo que su dieta se basa en comer pasto, algunas frutas, y plantas acuáticas. Incluso, puedes llegar a darles pedazos de pan para comer, pero es solo si quieres.

Otra cosa a tener en cuenta si realmente deseas tener un carpincho como mascota, es que debes llevarlo constantemente a un veterinario especializado en su especie. Esto para asegurarte de que tu capibara se encuentra cómodo y saludable en tu casa.

Los carpinchos son animales salvajes

Aunque estos roedores suelen ser sumamente tranquilos y de personalidad pacífica la mayoría del tiempo, siguen siendo animales salvajes, por lo que es posible que reaccionen ante situaciones o personas que puedan consideran como “amenazas”.

Por lo general, cuando los carpinchos se sienten amenazados, tienden a morder. Sin embargo, no te preocupes mucho sobre esto, la mayoría del tiempo estos animalitos son perfectamente tranquilos, y no molestan a nadie.

Cuida de sus dientes

Por último, pero no menos importante, siempre ten en cuenta sus dientes. Los carpinchos suelen tener dientes muy largos, y necesitan estar masticando cosas constantemente para evitar hacerse daño a sí mismos.

Asegúrate de incluir ramas no muy gruesas en su hábitat en todo momento, de tal forma que siempre tenga algo que masticar o con lo que distraerse. Esto evitará que sus dientes lleguen a crecer desproporcionadamente. <