¿Cuál es la abreviatura correcta de posdata?

Se han librado guerras por cosas bastante... peculiares, como sentarse en un banquito dorado, la propiedad de una camello hembra, afeitarse la barba, o matar a un cerdo, entre otras. Sólo por si acaso, si te toca arbitrar, para evitar que pase a mayores, en la siguiente reunión familiar acerca de cómo se abrevia “posdata” de forma correcta, sigue leyendo, que nunca se sabe.

En español, con dos puntos (P. D.)

Distintos idiomas tienen distintas formas de puntuar sus oraciones, y de expresar sus ideas (letras, pictogramas, etc.) cuando se escribe. En la lengua española, por ejemplo, la abreviación correcta de posdata es P. D., aunque la abreviatura sea de una sola palabra y no de dos.

No hay duda sobre las letras “P” y “D”, sí sobre los puntos

Según todas las autoridades que dictan y registran las normas del habla castellana, toda abreviación de “posdata” que se precie conste de las letras “P” y “D”, eso no está en discusión. La duda viene cuando se deben colocar los puntos, ya que se llegó a barajar las variantes “PD”, “P. D”, “PD.”, etc.

En inglés, sin puntos (PS o PD)

A veces se puede saber el idioma sólo con ver de qué forma utilizan la puntuación, o los símbolos que no son letras o números. Por ejemplo, un sinónimo de “posdata” es “post scriptum”. En algunos idiomas, como en el inglés, se puede utilizar tanto una como la otra, por lo general de forma abreviada. Si se utiliza “post scriptum”, la forma correcta de abreviarla en inglés es “PS”, sin puntos.

El punto de la D es el punto final de la oración

La puntuación tiene sus reglas y excepciones, de la misma forma que el lenguaje. En este caso, si “P. D.” se encuentra al final de la oración, concordando con el punto final de dicha oración, sólo se coloca un punto. Por ejemplo: “P. D. Después de...” es correcto, en vez de “P. D.. Después de...”.

El resto de signos de puntuación no desaparecen

Pero el caso del punto final de la oración es el único que es “absorbido” por el punto de la abreviatura. Si se trata de cualquier otro signo (“,”, “!”, “?”, etc.), este debe colocarse al final. Y esto es válido tanto en el español, que utiliza signos de exclamación y pregunta al principio y al final de la frase afectada, como en el inglés, que los coloca sólo al final.

Después del “P. D.:” se empieza con mayúscula

Y no, no sólo se usa la mayúscula al inicio de una oración o luego de un punto. En este caso, se utiliza luego de tres puntos, el del final de la abreviatura y los dos que vienen luego, para indicar que se comienza la tan esperada posdata, la que no se alcanzó a escribir antes de cerrar el texto.

Posdata significa “información posterior”

Usada más que nada en cartas, es la información que se desea incluir en la misiva, pero que se ha olvidado de colocar donde correspondía, es decir, en el cuepro principal de la carta. Cosas de cuando el texto no se podía editar, y para no redactar de nuevo, se agregaba luego del cierre de la epístola en cuestión. Y esto sucedía en épocas de copistas, de imprenta, o de máquinas de escribir.

No se escribe “postdata” ni “pos data”

La variación de una palabra puede llevar a confusiones, y más cuando se usa en un territorio extenso, con diversas comunidades. Ha habido palabras que se expresaban de docenas de formas distintas, usasen o no nuestro alfabeto. Esta palabra no es la excepción, que ha sido escrita como “post data”, “postdata”, “pos data” y similares, todas incorrectas.

Ha caído casi en desuso

Cuando el medio escrito era la única forma de comunicación a distancia, a veces, cuando se agregaba algo al final, en vez de redactar todo de nuevo se usaba esta expresión. Hoy en día, donde el texto puede editarse (incluso después de enviar el mensaje, en algunos casos), la posdata es una de esas palabras, tanto en original como en abreviado, que no tardará en dejar de tener sentido, o que deberá adaptar otro para poder seguir vigente. <