¿Qué hacen las gatas cuando se les muere una cría?

Cuando se habla de la muerte de una cría de gato, es común pensar en el sufrimiento que esto puede causar a los dueños del animal. Sin embargo, poco se habla de lo que sucede con la madre de la cría y cómo ella maneja la situación. En este artículo, vamos a explorar qué hacen las gatas cuando se les muere una cría, y cómo podemos ayudarlas en este proceso.

¿Por qué sucede mueren las crías?

Antes de hablar sobre el comportamiento de las gatas cuando se les muere una cría, es importante entender por qué pueden morir las crías. En algunos casos, las crías pueden nacer con problemas de salud que los hacen débiles y eventualmente mueren. En otros casos, la madre puede haberlos rechazado y no les proporciona el cuidado necesario para sobrevivir. El hecho de que la gata no reciba suficiente alimentación, puede causar que las crías no reciban suficiente leche y por tanto su muerte.

¿Qué hacen las gatas cuando una cría muere?

Cuando una gata pierde una cría, su comportamiento puede variar dependiendo de diversos factores. Algunas exponemos algunos de los comportamientos que puede tener la gata.

Intentar revivirla

Cuando una gata nota que una de sus crías ha muerto, a menudo intenta revivirla lamiéndola y acicalándola. Este comportamiento es instintivo y puede durar varias horas.

Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, es poco probable que la gata pueda revivir a la cría muerta. Si se detecta que la cría ha muerto, es mejor retirarla para evitar que se convierta en un foco de infección para las crías restantes y la madre.

Lamentar y maullar

Aunque las gatas no lloran como los humanos, pueden experimentar un sentimiento de dolor y tristeza cuando pierden a una cría. Pueden demostrar su dolor maullar constantemente como una forma de expresar su tristeza o simplemente mostrándose más apagadas.

Buscar a la cría perdida

Las gatas pueden buscar a su cría perdida durante un tiempo después de su muerte. Pueden rastrear el olor de su cría y buscarla por toda la casa o área en la que se encontraban.

Proteger a las crías restantes

Si una gata tiene crías sobrevivientes, es posible que las proteja aún más después de perder una cría. Pueden ser más vigilantes y alertas para asegurarse de que no les ocurra nada malo.

Dejar de cuidar a las crías restantes

Aunque es poco común, algunas gatas pueden perder interés en cuidar a sus crías restantes después de perder una cría. Pueden negarse a amamantar a las crías restantes o incluso alejarse de ellas.

Comer a la cría muerta

Aunque puede parecer inquietante, algunas gatas pueden comer a su cría muerta. Esto puede parecer extraño para los humanos, pero en la naturaleza, esto puede ayudar a prevenir la propagación de enfermedades.

¿Cómo podemos ayudar a las gatas en este proceso?

Es importante entender que las gatas necesitan tiempo para procesar la muerte de su cría. Como dueños, podemos ayudar a nuestras mascotas brindándoles un ambiente tranquilo y cómodo para que puedan recuperarse. Además, es importante asegurarse de que la madre gata esté comiendo y bebiendo adecuadamente, ya que la falta de nutrición puede afectar su salud y su capacidad para recuperarse.

¿Cómo podemos prevenir la muerte de crías?

La prevención es la mejor manera de evitar la muerte de crías en gatos. Para lograrlo, se deben considerar múltiples factores clave, como garantizar que la madre gata esté recibiendo la nutrición necesaria para criar a sus pequeños, y asegurar que el entorno donde dan a luz y cuidan a sus crías sea seguro y confortable. En caso de que sea posible, la realización de chequeos periódicos con un veterinario es crucial para detectar tempranamente cualquier problema de salud, y prevenir que el mismo se convierta en una complicación grave.