¿Qué significa detentar?

Cada grupo de personas, tarde o temprano, termina utilizando sus propias expresiones o frases que les diferencian del resto. Pasa con la fauna laboral, deportiva, regional... es una forma de identificarse como grupo, de indicar que pertenecen al mismo. Por eso, es más común que escuches algunas expresiones en ciertos lugares y nunca en otros, como “detentar” en política.

Significa “retener un cargo de forma ilegal”

La democracia, si bien no es perfecta, es uno de los sistemas más utilizados para elegir a quienes estarán, por ejemplo en un cargo político. Así y todo, hay gente a la que no le gusta, o prefiere ignorar los resultados y quedarse en su posición, aunque hayan elegido ya a quien le reemplace, por todos los medios, ilegales, posibles. Está detentando su cargo.

No significa “ostentación”

No hay nada de malo en sentir orgullo por los logros ganados, pero la ostentación no es algo que se vea como positiva. Así y todo, pese a la molestia que le genera a las personas que le rodeen, “ostentar” y “detentar” no son sinónimos. Oh, sí, todos los dictadores dicen ser enviados de Dios (o de la divinidad de la religión más extendida en el país), o utilizar las mismas ceremonias religiosas para presentarse como cuasi divinos, pero esta ostentación no es, per se, detentación.

Significa “apropiarse de manera ilegítima de algo”

Una de las primeras cosas que se te pueden ocurrir es cuando un régimen militar derroca a la presidencia y se instala como poder absoluto (y sino te gusta, o no les gustas, te exilian, te suicidan o te hacen “desaparecer”). Usan todos los medios ilegítimos que pueden para ganar el poder, o el cargo deseado, y responden como perros rabiosos ante el menor cuestionamiento.

Significa “acceder al poder por la fuerza”

Sea por fraude, por golpe militar, por sabotaje económico o de otro tipo, cuando se obtiene el poder de forma ilegítima, se está haciendo una detentación. Quemar urnas con votos opositores, arrestar a la lista política entera el día antes a las elecciones, saqueos organizados para derrocar a la presidencia, crímenes específicos apuntando a zonas determinadas... El objetivo es el mismo. Si la legislación no la contempla, es detentación.

Significa “retener lo que no le pertenece”

Si trabajas en atención al público o al frente de un negocio, conoces a ese tipo de persona, que viene y te exige cosas que no corresponden, y te chilla cuando le dices que no, que no se puede. Entonces agarra uno de los productos y pretende quedárselo sin pagar, como “compensación”. Es un ejemplo pequeño pero te da la idea de lo que significa “detentar”.

Significa “acción contraria a la ley respecto a un cargo o cosa”

La base de esta palabra se centra en lo que dice la ley al respecto. Por más que te hayan elegido por voto democrático, si vives en una monarquía y llegas al puesto de máximo poder del país, estarías detentando el cargo. Es por eso que las revoluciones que derrocan a monarcas y colocan a alguien en su lugar sigue siendo un acto de detentación.

Significa “ladrón caprichoso y testarudo”

Es el cliente que va a una pizzería y, enojado porque no le dan servicio inmediato en hora pico, se lleva una de las cajas de pizza del mostrador, antes que el repartidor se las lleve. O intrusa una casa y se niega a salir. O se roba la corona de un concurso y se rehúsa a dársela a quien se la ha ganado. Se aferra a lo que no le pertenece y echa pestes contra quien le diga que eso no le corresponde.

Es una forma de refugiarse en la audacia

Hay criminales que han logrado salirse con la suya a fuerza de ingenio, desfachatez, carisma, huecos legales y algo de suerte. Como, por ejemplo, el fugitivo griego Vassilis Paleokostas, quien escapó de la misma prisión de alta seguridad en helicóptero, dos veces. O muchas estafas en donde la gente cree que no va a hacer lo que dicen porque es demasiado ridículo...y al final lo hacen de todos modos.

Tiene origen en el Latín

“Detentar” tiene su origen en la palabra latina “detentāre”, que significa “retener, detener”, y su uso era especializado para el ámbito jurídico, como en el Códex Theodosianus, publicado a fines del s. IV d.C. Por el emperador romano Teodosio. También se pueden encontrar raíces griegas, como la palabra “teino” (estirar o tender) y “tonos” (tensión o tono). <